A pesar de los nuevos canales que han ido apareciendo en los últimos años para alcanzar a la audiencia correcta, el email siendo uno de los más efectivos. Ya sea para mantenerse en el top of mind de tus potenciales clientes, para promocionar nuevos productos o para anunciar ofertas especiales, es un canal muy eficiente y que consigue potenciar una empresa o marca de muchas formas distintas. Por ejemplo, si un cliente ha abandonado un carrito de compra, el canal del correo electrónico es perfecto para recordarle sobre la compra, es más, esta técnica ayuda a conseguir hasta un 69% más de ventas.

Otra ventaja del email marketing es el completo control que se tiene sobre las acciones que se llevan a cabo, el formato es moldeable y se puede decidir el cuando, el cómo y el por qué se contacta con la audiencia.

Pero no todo es válido en el email marketing. No se busca hacer spam a los contactos a los que se envíen las campañas y para que una campaña de email marketing sea efectiva, el contenido que se envía debe de ser de calidad y útil. ¡A continuación escribimos las mejores prácticas para email marketing y aprovechar este canal al máximo!

01. Evita terminar en la bandeja de spam manteniendo tu base de datos limpia:

La prioridad es convertir, y si los mails en los que se trabaja no llegan a la bandeja principal, estaremos muy lejos de conseguir una conversión. Es común que algunos mails promocionales acaben en bandejas de spam o correo basura, ya que los softwares de correo electrónico son capaces de identificar cuando un remitente lleva a cabo alguna acción sospechosa.

Es importante que para evitar la bandeja de spam mantengamos una base de datos limpia y ordenada. Si hay muchos correos que no se abren o desuscritos en cada envío, los softwares identificarán que el contenido de estos correos es spam y por lo tanto no debe ir a la bandeja de entrada. Otro consejo para evitar ser considerados correo basura es siempre combinar texto e imágenes, e intentar que las imágenes no pesen mucho.

02. ¡Identifícate! Y otros trucos para conseguir un asunto llamativo:

Si el contenido de los correos es interesante y útil, es importante que los potenciales clientes sepan que van a interesarse nada más leer el asunto del correo electrónico. Para esto, es importante que quede claro de quién viene el correo y qué hay en el interior. Un remitente misterioso, poco atractivo o poco claro no invita a abrir un correo, todo lo contrario, por lo que es importante identificarse de forma clara. Otra recomendación es segmentar y personalizar los asuntos. La mayoría de software de creación de campañas de email marketing dejan personalizar campos y crear listas específicas, por lo que se puede añadir el nombre del contacto al asunto para llamar su atención e invitarle a abrir el correo. Es muy importante que no mientas ni exageres el contenido en el asunto, ya que la sensación de insatisfacción puede llevar a una desubscripción.

03. Ten en cuenta el diseño:

Tener en cuenta que el diseño siga una línea gráfica similar a la marca o negocio es esencial. No solo eso, también siempre se debe tener en cuenta todos los dispositivos desde los que se puede ver un email, a nadie le gusta visitar un correo desde la pantalla de un celular y no conseguir leer correctamente porque el contenido no ha sido pensado para que se vea bien desde ese dispositivo. Si las imágenes son demasiado grandes no se cargarán en el dispositivo de un usuario con peor conexión y perderán parte de la información, sobretodo si estas imágenes también contienen parte del texto.

En cuanto al texto, intenta que siempre contenga estos elementos: introducción, texto de argumentación y llamada a la acción. Facilita la lectura usando elementos de diseño como la negrita, el formato en lista o diferentes tamaño de texto, con tal de que la lectura no sea pesada ni aburrida.

04. Mide el éxito con el A/B Testing:

A veces no se está seguro de qué asunto funcionará mejor para llamar la atención de los clientes de una lista. En el caso de esta duda, es recomendable usar lo conocido como el A/B Testing.

Se trata de dividir una lista en dos y enviar a cada mitad una versión diferente del asunto. Después de 30 días se miden los resultados de cada asunto, aperturas, desuscritos, clicks... Para asegurarse del resultado, recomendamos volver a hacer la prueba con asuntos similares a la primera prueba, pero intercambiando los grupos. Si los resultados son claros, sabrás de qué forma puedes dirigirse a tu base de datos para que las campañas de email marketing sean efectivas y útiles para los potenciales clientes.

No dejes de lado el email marketing y sácale el provecho a este canal tan efectivo para conectar con tu audiencia con estas buenas prácticas.

Si quieres conocer más sobre buenas prácticas de marketing, ¡rellena el formulario de contacto para recibir nuestra newsletter! Y si tienes dudas, nos puedes encontrar en @atipicastudio.