Cuando tus clientes entran a tu tienda, tu sitio web o ven una publicidad de tu producto están viviendo una experiencia con tu marca. Si esta es positiva puedes tener clientes fieles que no solo vuelvan a comprar sino que además te recomienden, pero si su experiencia de compra es negativa es muy posible que no te vuelvan a preferir, o incluso que desistan de comprar completamente. Si es así, no solo perderás un cliente sino que además todas las personas que puedan ver un comentario negativo sobre tu marca evitarán preferirte.

Por eso es tan importante tomar la perspectiva de tus clientes y tomar algunas acciones para darles una buena experiencia de compra. Aquí te dejamos algunos consejos para lograrlo:

01. PONTE EN EL LUGAR DE TUS USUARIOS

Piensa en cómo se sentirán ellos en cada parte del proceso e intenta recordar cómo ha sido tu propia experiencia con otras marcas. ¿Recuerdas haber pasado un mal rato comprando algún producto? ¡Revisa qué pasó para que no hagas lo mismo! También fíjate en experiencias positivas que puedas replicar con tu marca.

02. BUENA ATENCIÓN

Esto va desde saludar amablemente a quien entra a tu tienda y ofrecerle ayuda hasta la forma en que resuelves sus problemas. Si no tienes una tienda física también puedes lograr una buena atención en el sitio web. Se trata de hacer que todo el proceso de compra sea más fácil para ellos, ofrece canales de ayuda como chatbots y entrega respuestas rápidas a cualquier duda o inconveniente.

03. ORDEN Y ORGANIZACIÓN

Tus clientes deben poder encontrar el producto que buscan fácilmente, tanto en una tienda física como en tu sitio web. Asegúrate de tener todo correctamente organizado para que los ítems sean de fácil acceso para los compradores.

04. CANAL DE VENTA EFICIENTE

El proceso para llegar a la compra de tu producto debe ser sencillo. Si vendes online asegúrate de ubicar botones de compra en lugares estratégicos y colores que llamen la atención, que los pasos sean fáciles y rápidos, etc. Si tienes una tienda física también puedes asegurarte que la atención sea rápida y sin problemas, por ejemplo con varias cajas con fila única.

05. POST VENTA

Que tu relación con el cliente no quede solamente en la compra sino que vaya más allá. Ofrece un descuento para su próxima compra, regala muestras de otros productos o incentiva a seguir en contacto con tu marca. Y por sobre todo, si el cliente tuvo algún problema con su compra o con el envío, asegúrate de resolverlo de forma rápida y eficiente.

No se trata de que todo sea perfecto, sino de intentar ayudar a tu cliente en todo el proceso para que se lleve una buena impresión. Incluso un problema resuelto de forma correcta y eficiente puede resultar en una buena recomendación de tu marca.

 

¿Necesitas ayuda con el diseño de tu web o el marketing digital para tu marca? ¡Escríbenos!